August 1, 2006

RETRATO DE UN HOMBRE INVISIBLE


"Un día hay vida. Por ejemplo, un hombre de excelente salud, ni siquiera viejo, sin ninguna enfermedad previa. Todo es como era, como será siempre. Pasa un día y otro, ocupándose sólo de sus asuntos y soñando con la vida que le queda por delante. Y entonces, de repente, aparece la muerte. El hombre deja escapar un pequeño suspiro, se desploma en un sillón y muere. Sucede de una forma tan repentina que no hay lugar para la reflexión; la mente no tiene tiempo de encontrar una palabra de consuelo.
No nos queda otra cosa, la irreductible certeza de nuestra mortalidad. Podemos aceptar con resignación la muerte que sobreviene después de una larga enferme­dad, e incluso la accidental podemos achacarla al destino; pero cuando un hombre muere sin causa aparente, cuan­do un hombre muere simplemente porque es un hombre, nos acerca tanto a la frontera invisible entre la vida y la muerte que no sabemos de qué lado nos encontramos.
La vida se convierte en muerte, y es como si la muerte hubiese sido dueña de la vida durante toda su existencia. Muerte sin previo aviso, o sea, la vida que se detiene. Y puede detenerse en cualquier momento"

15 comments:

Antoinette said...

la invenci/ble soledad.

bacio!

La Hormiguita Cantora said...

Creo que la muerte es el recordatorio final de que sin importar los apellidos, la materialidad, nacionalidad o creencias, somos TODOS IGUALES y a todos nos comen los gusanos al final (bueno, salvo a los que deciden cremarse y similares, jeje)

Eres Papelucho por ser un "José Luis" o por el personaje de Marcela Paz?

Saludos

La hormiga pensativa hoy.

Anarko-Kapitalista said...

Oye, la muerte no existe si no pensamos en ella. Hasta que llega.

Angélica said...

Ésa, se ha llevado mucha gente querida y cercana.
No hay consuelo, cuando se lleva a personas inocentes por culpa de la negligencia humana... eso es lo peor! Y que los doctores no tomen conciencia de ella.

Fran said...

Al final la muerte es terrible solo para los que quedamos acá...
Asi que recuerda,
Te suplico que me avises
Si me vienes a buscar
No es porque te tenga miedo
Solo me quiero arreglar

Flor said...

Gran tema lo de la muerte... para quienes tienen alguna creencia religiosa piensan que se encontraran con ese ser querido en otra parte o en otro tiempo. Sin embargo, para otros la muerte es simplemente el fin del camino al que todos debemos llegar.
Gracias por tu visita.

Lilith Ireul said...

"La muerte está tan segura de ganar que nos da toda una vida de ventaja".

Cintia said...

"La muerte es el único valor absoluto: basta perder la vida para no perder nunca mas nada". Graham Greene.Alguna gente no está de acuerdo con esto. Pienso que tan vez pueda ser verdad. O no. Como todo. Llegué no sé cómo a tu blog, lo encontré bueno.
Si quieres puedes agregarme...mi mail es odioapitagoras@hotmail.com, no suelo hacer esto, y por fa no me mandes un virus. Esop
Chaup

Cintia said...

"La muerte es el único valor absoluto: basta perder la vida para no perder nunca mas nada". Graham Greene.Alguna gente no está de acuerdo con esto. Pienso que tan vez pueda ser verdad. O no. Como todo. Llegué no sé cómo a tu blog, lo encontré bueno.
Si quieres puedes agregarme...mi mail es odioapitagoras@hotmail.com, no suelo hacer esto, y por fa no me mandes un virus. Esop
Chaup

Frumioso said...

El gran filósofo Spinoza - en su gran obra "La Etica demostrada según el orden geométrico" - sostiene:

"El hombra libre en nada piensa menos que en la muerte y su reflexión es una meditación sobre la vida"

El hombre libre es quien entonces erradica de su ánimo las pasiones más castrantes y esclavizantes, cuales son el miedo y la esperanza. Sólo hay esperanza donde hay miedo y viseversa. Sólo quien pondera las cosas en su justa medida, o en su "racional" medida, está libre de la esperanza y el miedo. Sin contar con que estas más elementales pasiones son la llave de toda otra esclavitud, respecto de las cosas ( la avaricia), respecto de los otros ( la pusilanimidad, la lástima, la ira, el servilismo, la indignidad, la envidia) e, incluso respecto de nosotros mismos (la soberbia, la sobreestimación y la subestimación).

El hombre contémporaneo es esclavo de muchas cosas - consumismo, fetichismo, hedonismo, narcisismo - y la ironía es que ¡se cree libre!.

Gracias por tu visita, aunque en las profundidades no se admiten rayas -del éste lado y del otro- sino "mezclas innombrables". Aunque la economía del inconsciente, en una fase productiva de superficies -como en la etapa de las zonas erógenas-, haga intervenir a Libido y a thanatos en esa formación.

Nos vimos

Papelucho said...

Al mercado a comprar papas!

MaGaStYLe said...

Aca estoy
you know
para lo que guste
besote percalero

Mitch Gómez said...

Muy bueno. ¿Es tuyo o cita de alguien? Lo digo por las equívocas comillas. Y porque me sonó lejanamente familiar.

Papelucho said...

Si, es de la invención de la soledad de Auster Paul. Gran amigo mio.

Anonymous said...

That's a great story. Waiting for more. » »